El más guapo del barrio

Muy sencillo: de chico yo quería ser el más guapo de mi barrio. Y así lo cuento en el suplemento “El Dominical”.